Animales

Hombre mayor cargó a su perro en la espalda para que no se quemara las patas

Es un anciano el que a pesar de estar cansado no deja de hacer lo que esté a su alcance para mantener a su compañero feliz.

La historia de este hombre mayor y su perro llega en tiempos difíciles, pero esta vez el protagonista deja de ser el Covid-19 dándole paso al amor de un ser humano por su compañero animal, todo sucedió en Yucatan, México, donde un anciano que no tiene mucho dinero nos da una gran lección amor y entrega de la forma más desinteresada.

Una vez mas queda demostrado que no importa lo que tengas en el bolsillo, lo más importante siempre será lo que lleves en tu corazón. Estos leales compañeros lo merecen todo pero sobre todo el cariño de quienes decidimos cuidarlos. Esto es algo que tiene muy claro Carlos Lizcano Santos un hombre que tiene un pitbull al cual ama inmensamente, por lo que las imágenes que logró captar realmente lo conmovieron.

Mientras manejaba su automóvil por la ciudad de Yucatán, en Valladolid, México notó que un señor de avanzada edad y en muy malas condiciones se encontraba cargando un perrito en la espalda con unos amarres improvisados que claramente le estaba incomodando, todo porque no quería que el animal fuera afectado por el abrasador sol en sus paticas. De inmediato Carlos tomó una foto y la compartió.

“Le pregunté por qué lo cargaba y él respondió: ‘porque el pavimento le está afectando sus patitas y no puede caminar’
¿Quién dijo que el amor de verdad tiene que ver con las cosas materiales? ¡Amor en su máxima expresión el día de hoy! (…) El amor es acción”
. – escribió Carlos Lizcano Santos en su perfil de Facebook.

El anciano no cuenta con los recursos para poder comprarle una rica comida a su perro o a el mismo, pero con lo poco que podía hacer, se preocupó por darle el mejor trato a su amigo, este tipo de amor no tiene limites y conmovió miles de personas.

Facebook Comments

2 Replies to “Hombre mayor cargó a su perro en la espalda para que no se quemara las patas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *