Animales

Perro callejero corre, baila y juega con policía que le dio de comer

El bello gesto se dio en la región de Cusco donde la policía local alimenta a perros callejeros de la zona que han quedado en completo abandono ante la falta de personas en las calles por la cuarentena.

Imágenes como estas nos demuestran que los animales son mucho más inteligentes de lo que pensamos, podríamos decir que no los comprendemos bien, pero de alguna forma buscan como hacernos entender con sus gestos y miradas que siempre dicen mucho mas que las palabras.

El planeta vive actaulmente una dificultad sin precedentes, la mayoría preocupados por como vamos a sobrevivir, por su familia, las deudas, responsabilidades, el trabajo, son demasiadas cosas que olvidamos a los que no tiene voz, las mascotas callejeras que dependían en su mayoría de la gente que todos los días salía hacer sus actividades cotidianas y en el camino les dejaban una pequeña sobra de cada cosa que comían, pero como sabemos desde que inició la cuarentena eso terminó, dejándolos en una difícil posición.

Pero para sorpresa de todos, no han quedado solos, las autoridades peruanas en este caso representada por la policía de Cusco, han implementado una serie de ayudas para estos peludos, cada vez que salen a la calle llevan alimento y agua para compartir ayudando a estos pequeños que lo han perdido todo.

Recientemente un video ha dejado al descubierto a los uniformados que fueron protagonistas de una increíble escena donde uno de los perros no se separan del agente, esto en muestra de agradecimiento infinito.

La PNP de Perú ha sido un gran modelo para el mundo en esta época, su sentido de la sensibilidad ha permitido no solo que se asistan mascotas también han trasladado trabajadores de la salud, han brindado donaciones, ademas de su total ayuda y servicio a quien lo necesita.

No te pierdas este maravilloso video donde queda demostrado que ellos entienden bien cuando les estamos ayudando, tanto así que se le ve saltando y bailando junto a este uniformado.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *