Animales

Graban a un oso paseándose libremente por zonas boscosas de Bogotá

Los animales se acercan más a zonas urbanas al notar la paz y tranquilidad que se vive en la ciudad, por cuenta del Covid-19.

Mientras las personas seguimos confinadas en nuestros hogares los animales silvestres siguen disfrutando de la aparente calma que vive su hábitat. El caso más reciente ha sido el de un oso andino que fue visto en una zona boscosa muy cerca de la Ciudad de Bogotá, Colombia.

El video fue posible gracias a la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), quienes lo compartieron, este increíble animal que es conocido como el guardián de los Andes y se puede apreciar mientras se paseaba feliz y tranquilo entre los árboles, alimentándose de los frutos que se encuentra a su paso y que a la vez, es su dieta favorita.

No es extraño lograr ver este tipo de animales en estas áreas. Es una especie que es considerada por los nativos como los guardianes de los bosques y los páramos, pero hoy viven un gran afectamiento por la pérdida de su hábitat, además de que son muy importantes para el ecosistema ofrecen una serie de beneficios que son irreemplazables por eso la urgencia de su conservación.

Estos osos son una de las especies más carismáticas dentro de la fauna silvestre colombiana, está presente en al menos 22 de los 59 Parques Naturales del país, por esto es vital su conservación ya que contribuye a la protección de otras especies y ecosistemas primordiales como son los páramos y el agua que nace en estos lugares.

Entre sus beneficios está que al tratarse de un animal que se alimenta de frutas que va encontrando en el camino así mismo va dejando las semillas que garantizan la reproducción y preservación de algunas especies de flora. También que al moverse entre los árboles mueve las hojas permitiendo que reciban la luz solar lo que ayuda al proceso de fotosíntesis de algunas plantas.

Uno de los principales afectamientos que vive el oso andino es la reducción y fragmentación de su hábitat por las actividades de extracción y productividad agrícola.

La ‘caza deportiva’ es una de las prácticas que más los afecta, también el uso dentro de sus partes para artículos de medicina tradicional por parte de comunidades aledañas a su hábitat.

Uno de los peligros más latentes de la especie es la pérdida de su conectividad genética, ya que debido a la reducción del número de ejemplares les ha tocado reproducirse con parientes cercanos generando retrocesos genéticos.

No te pierdas este increíble vídeo:

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *