Animales

Hombre y perro inseparables pierden la vida con solo una hora de diferencia

El hombre llamado Daniel Hove consiguió fortalecer un increíble vínculo con su leal mascota llamada Gunner, fue tan fuerte la unión, que ambos perdieron la vida con tan solo una hora de diferencia.

Daniel Hove era un reconocido veterano de la Fuerza Aérea que luego se convirtió en un jefe de bomberos. Lamentablemente después de unos años, más exactamente en el 2011 padeció de un afectamiento severo en el páncreas. Durante los tratamientos Gunner siempre estuvo allí a su lado acompañándolo en todo momento.

Era tan insistente Gunner por estar con Daniel, que tuvieron que instalarle una cama a su lado. Esta era la única manera de que ambos pudieran dormir tranquilamente.

La hija de Daniel explicó que el vínculo de hombre-perro fue muy fuerte. Señala que el labrador de 11 años nunca se separaba de Daniel. Incluso se les pueden ver en fotos familiares:  “Fueron los mejores amigos hasta el final. Iban juntos a todas partes” Aclaró Heather Nicoletti, hija de Daniel.

Realmente nadie estaba sorprendido cuando Gunner comenzó a padecer ciertos afectamientos de salud, incluso lo hizo al mismo tiempo que su dueño Daniel.

En el nucleo familiar todos creían que si algo sucedía con uno, le pasaría lo mismo al otro:  “Cuando papá se agitaba, Gunner se agitaba, mi papá estaba inquieto, el perro estaba inquieto”, dijo Heather. “Mi papá no respondía y Gunner tampoco. Cuando observamos que Gunner no se movía mucho supimos que el fin de los dos se acercaba“. Recordó los últimos momentos de ambos.

Un día el labrador no podía levantarse de la cama, sus patas se hincharon. Por lo que Heather lo llevó al centro veterinario y tomó la difícil decisión de aplicarle ‘la inyección’ para que no sufr¡era más: “Le dieron una inyección y perdió la vida. Volví a casa y una hora después, mi papá siguió el mismo camino“.

La hija de Daniel señaló que se sentía contenta de que su padre no tuviera que despedirse de su mejor amigo Gunner y que su última imagen era haber visto a su perro vivo y a su lado ‘como siempre’ y que también estaba feliz de que Gunner se haya ido de este mundo, porque seguro no hubiese podido vivir ni un segundo sin su mejor amigo Daniel.

“Sabíamos que se iban a ir juntos. Gunner no podría estar sin mi padre y eligió irse con él”, dijo Heather.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *