Ambiental

Construyen el primer barco hecho de chanclas y 10 toneladas de plástico retirado del océano

Este increíble diseño no solo utiliza desechos, también envía un fuerte mensaje contra la contaminación plástica.

En general las chanclas son un tipo de calzado poco duradero que es usado para ir a la playa, es tratado como un producto desechable que solo se utiliza en este lugar, dejando miles de toneladas de sandalias en el mar que contaminan los océanos.

El operador turístico Ben Morison, quien trabaja en Lamu, Kenia, ha dedicado gran parte de su vida a las expediciones en barco en el océano. Pero por desgracia, recientemente se ha notado el aumento de la contaminación plástica mientras hace sus recorridos, lo que ha perjudicando la vida marina y el turismo.

Al ver esto el decidió diseñar un bote con desechos plásticos reciclados, esto con la intención de activar la conciencia sobre la contaminación. Pronto se dio a la tarea de la mano de algunos voluntarios con quien recolectó los plásticos, luego contrató algunos ingenieros y artesanos para construir el bote.

Tras dos largos años de trabajo el ‘Flipflopi dhow‘, estaba listo para navegar, seguramente se convertiría en símbolo visible del problema de la contaminación.

Este peculiar y colorido barco tiene 9 metros de longitud y está hecho con más de 10 toneladas de plástico, en su mayoría proveniente de las chanclas.

“Alrededor de 3 mil millones de personas utilizan chanclas. Son la pieza de calzado más omnipresente. Los usan los negros, los blancos, los australianos y los norteamericanos. Cruzan barreras lingüísticas y barreras de edad”, menciona Morison.

Ben espera que su idea inspire a muchos mas a reutilizar desechos y crear nuevas alternativas, como este barco reciclado.

Esta embarcación mas conocida como el Flipflopi ha realizado algunos viajes cortos alrededor de Lamu, pero en sus planes está realizar viajes más largos en donde buscarán concienciar gobiernos, empresas y personas para activar conciencia e invitar a que todos trabajemos contra la contaminación plástica.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *