Ambiental

Mexicana crea plástico con cáscaras de naranja que se biodegrada en 90 días

Diferentes cascaras de frutos de todo tipo han demostrado ser suficientes para la creación de productos totalmente biodegradables.

Al rededor de todo el mundo existen diferentes materiales biodegradables los cuales funcionan como grandes alternativas al plástico tradicional que es hecho meramente de productos sintéticos que contaminan los ecosistemas. Uno de los mejores ejemplos de plásticos biodegradables es el creado por Giselle Mendoza, una jóven estudiante del Instituto Tecnológico de Monterrey y la ganadora de un importante concurso en México por su importante invento.

Ella inventó el que sería el primer ‘plástico’ 100% biodegradable fabricado a partir de cáscaras de naranjas. Este ‘plástico’ biodegradable es un material bastante flexible, trasparente y que además podría servir como alternativa al plástico tradicional que causa tantos problemas en la naturaleza.

“En el Océano Pacífico, hay una gran acumulación de residuos plásticos, del tamaño de Francia. Las predicciones apuntan a que para el 2050 habrá más residuos plásticos en el mar que peces. He vinculado esto con una gran oportunidad, especialmente para nuestro país, el quinto productor de naranjas del mundo“. Afirmó la emprendedora y creadora del novedoso material, Giselle Mendoza.

Según la jóven Giselle, México es productora de más de 4.5 millones de toneladas de naranjas anualmente, pero en lo que ella hace más enfasis es que del 40 al 65% de las mismas terminan en el basurero.

Giselle afirma que ha concretado alianzas especiales con grandes y pequeños productores del citrico para asegurar un costo de casi cero de las materias primas. Giselle afirma que los precios de la materia prima serían ‘casi nulos’ lo que significaría que el producto final tendría un precio bastante competitivo.

La jóven emprendedora explicó que eligió esta materia por su gran contenido de celulosa, que además de ser útil para la fabricación del plástico también serviría ‘para hacer telas‘. Este plástico biodegradable tiene un gran potencial en diferentes industrias como la agricultura y el embalaje entre muchas otras, lo cual se podría realizar a largo plazo.

Por el momento Giselle propone empezar cambiar los envases de PET tradicionales por su plástico 100% biodegradable.

Este es un material flexible y transparente el cual se biodegrada en sólo 90 días en exposición a materia orgánica.

Las investigaciones pertenecen a la compañía GECO la cual fue fundada por Giselle en el año 2018 cuando ella tenía tan sólo 21 años.

La estudiante de Licenciatura en Economía becada al 100% en el programa Líderes del Mañana para estudiar en el Tec de Monterrey participó en el programa Global Student Entrepreneur Awards (GSEA) en México en el cual obtuvo el primer lugar en el año 2018 por su investigación para producir bioplástico a partir de residuos de naranja.

“Me brotaron las lágrim4s de la emoción y más que por un premio otorgado en ese momento, fue porque en mi cabeza pasó el esfuerzo diario por entregar lo mejor como estudiante y emprendedora, lo que ha implicado tantos retos, problemas que se vuelven muy grandes, muchas cosas más”, señaló la estudiante de la carrera de Economía del Tecnológico de Monterrey.

Giselle aseguró que la industria sustentable es el futuro: “Lo empezamos a hacer antes para disminuir los efectos negativos en las demás generaciones pues eso es la sustentabilidad. Tenemos que darle valor al presente para poder garantizar el bienestar de los que vienen”, finalizó.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *