Animales

Encuentran a una especie de tiburón que era considerado extinto hace 120 años

Se trata del perdido Tollo Dentiplano

El experto Forrest Galante, el cual se especializa en la observación de animales ‘casi extintos’ ha divulgado imágenes probatorias que demuestran la existencia de un tiburón de la familia Triakidae más exactamente un Tollo Dentiplano el cual se consideraba extinto desde hace más de un siglo.

Este maravilloso ejemplar habita principalmente en las costas de la Sudáfrica subtropical, tiene un tamaño de casi 100 cm y no es peligr0so para los humanos.

Los expertos en vida marina no habían podido estudiarlo desde hace más de un siglo por lo que señalaban que lo más probable es que se hubiese extinguido.

Forrest realizó un documental el cual lleva como nombre “Instinto o Supervivencia: Tierra de tiburones perdidos” y fue estrenado el pasado 11 de agosto por medio del canal Discovery Channel.

Los pescadores locales hablaron con Forrest y señalaron que ellos habrían visto varios ejemplares de ese tiburón en el pasado: “Comencé a acercarme a personas de clubes y grupos de pesca y comencé a mostrarles fotos de estos tiburones. Y, efectivamente, uno de cada cien hombres me dijo: ‘Creo que atrapé a uno de esos hace cinco años”.

Con la información dada por los lugareños, el experto y su equipo fueron reduciendo el área donde suponían que se podría encontrar alguno de la especie perdida. Y lograron algo que se consedera histórico.

Luego de varios días y noches de incansable búsqueda por fin lograron atrapar un ejemplar.

“Estaba conmocionado. Estaba sosteniendo este animal perdido en mis manos, este animal que la ciencia no había visto en 120 años. Se me pone la piel de gallina con solo pensarlo”, señaló Forrest. 

Forrest también señaló que el ejemplar de tollo dentiplano estuvo por fuera del agua al rededor de cinco segundos y luego fue colocado en un gran cubo de agua que tenían previamente listo.

El equipo de expertos rápidamente tomó las medidas del ejemplar y le colocaron un dispositivo de monitoreo para obtener información científica y rastrear sus movimientos.

“El animal sigue vivo y está perfectamente sano” señaló Forrest luego de haberlo devuelto al mar.

Este maravilloso descubrimiento abre las puertas para que los expertos puedan estudiarlo y así mismo perseverar en su conservación.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *