Animales

Nace un gorila en peligro de extinción y su madre con amor se aferra a él

La bella gorila es Kala quien perdió a su primer hijo luego de pasar por un percance el año pasado, por esto ahora no se despega de su nueva cría. Los encargados del Zoológico de Bristol celebran este glorioso acontecimiento que aleja a esta especie de la extinción.

Fue una total sorpresa para los cuidadores de Kala, una gorila del occidente de camerún en grave peligro de extinción que ya estaba con su cría en brazos.

El pequeño llegó en la madrugada del miércoles a Gorilla House en el Zoológico de Bristol.

Kala que tiene nueve años, llegó a la ciudad de Bristol Alemania en 2018, dio a luz de forma natural junto al padre de gorila bebe, Jock.

Los encargados del zoológico llegaron y se encontraron con esta bella sorpresa, un pequeño gorila en los brazos de su madre, lo más importante era que ambos estaban en perfectas condiciones.

Por ahora el genero del bebé es un total misterio, ya que es un recién nacido por lo que aun no ha sido bautizado.

La buena nueva trae gran felicidad a este lugar, a pesar de algunos antecedentes que nos hacían temer por la seguridad del pequeño. En septiembre del Año pasado Kala perdió a su primer bebé.

Lynsey Bugg, curadora de mamíferos del zoológico, dijo: “Sabíamos que teníamos un bebé gorila y hemos estado vigilando bebés por un tiempo”.

“El martes Kala se veía agradable y cómoda y no nos causaba preocupaciones ni preocupaciones. Vine ayer por la mañana para encontrar un bebé recién nacido en la casa. Fue encantador”, comentó al Daily Mail.

“El año pasado tuvo un embarazo y un parto, pero no salió según lo planeado y, lamentablemente, el bebé no sobrevivió. Esta vez estábamos un poco en ascuas y es tan encantador que pudo dar a luz de forma natural, el bebé y la mamá están muy bien”, afirmó Bugg.

“Kala es una madre muy atenta y muy cariñosa y ves que el bebé amamanta mucho, y el bebé se ve realmente fuerte y de buen tamaño”.

Este nuevo integrante de los gorilas se une al grupo de seis que ya permanece en este lugar como parte del proyecto que busca proteger el futuro de los gorilas de las tierras bajas occidentales de Camerún los cuales se encuentran en grave peligro de extinción.

Muchos de estos animales a diario se enfrentan a los cazadores que los buscan por su apetecida carne en el comercio de especies silvestres.

Para fortuna de Kala y su pequeña cría las autoridades del zoológico de Bristol están comprometidas con su bienestar así que las ayudarán continuamente a su desarrollo para que logren reproducirse, evitando su desaparición.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *