Animales

Liebre huérfana vuelve todos los días a visitar a la familia que le salvó la vida

Normalmente son los gatos y perros las mascotas preferidas de las personas y las más fieles a las mismas, no obstante, siempre hay casos especiales que nos dejan realmente sorprendidos. Este sin duda es uno de ellos.

Esta unida familia le salvó la vida a una pequeña cría de liebre la cual no se encontraba con su madre, luego la criaron y liberaron en su espacio natural, pero lo realmente increíble es la manera que tiene de agradecer.

Natasha Terry y su familia son los protagonistas de esta historia, ellos encontraron a la pequeña liebre huérfana en el jardín de su casa, estaba totalmente sola y necesitando ayuda por lo que ellos decidieron tomar cartas en el asunto.

Tomaron a la pequeña liebre y decidieron criarla durante ocho semanas.

Luego del cariño y los cuidados necesarios para que la liebre creciera sana y fuerte, la familia decidió liberarla en su espacio natural para que pudiera encontrar más de su especie y vivir en libertad.

No obstante, la liebre no pensaba dejar tan fácilmente a la familia que le salvó la vida, por lo que dos meses después de ser liberada, la tierna liebre Clover volvió al jardín de la familia Terry e incluso se atrevió a entrar a la casa.

Realmente nos sentimos un poco como Blancanieves“, afirmó la Sra Terry al medio de comunicación APA.

“Entró por la puerta trasera de la casa, lo que nos sorprendió, subió las escaleras y se miró en el espejo de nuestro armario; era como si hubiera aparecido para comprobar cuánto había crecido”, afirmó la sra Terry. “Ha estado un par de veces, la puerta trasera está abierta y creo que pensó que vendría y vería dónde solía vivir”.

La Sra. Terry dijo: “La trajimos e intentamos un par de rescates, pero fue justo al comienzo del encierro para que nadie pudiera viajar a nosotros, no pudimos viajar a ellos, y no había ningún lugar local que pudiera estar capaz de llevarla”.

Fue por esto que quisieron cuidarla ellos mismos, hicieron busquedas en internet que pudieran servir como guía para ayudar a la pequeña liebre, luego compraron suministros y comenzaron con los cuidados.

“Mi hija menor, Eliza, le gustaría mucho ser veterinaria, así que le gustan mucho los animales y el cuidado de los animales y la vida silvestre”, dijo la Sra. Terry según publicó York Press.

“Ella estaba particularmente interesada en llevar tablas de su peso y cuánto bebía y ese tipo de cosas. Luego, a nuestro hijo mediano Blake, que tiene autismo, también le gustan mucho los animales, así que estaba realmente interesado en ver cómo le iba y en participar en su cuidado”, Señaló.

“Cuando la soltamos pensamos que podríamos verla una o dos veces, pero para nuestra sorpresa, regresa todos los días para saludar”, Finalizó la Sra Terry.

Seguro que la liebre que una vez fue huérfana se encuentra muy agradecida con esta familia que la salvó.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *