Animales

Abejas son capaces de construir paneles con simetría perfecta y son ‘puro arte’

Una serie de estudios e investigaciones descubrió que existe una especie de abeja que construye panales ‘muy perfectos’ e increiblemente hermosos.

Todos sabemos que las abejas son la especie declarada ‘más importante del mundo’ y que además de cumplir una importante labor de equilibrio para el planeta, también son capaces de crear arte. Este es el caso de una especie de abeja endémica de Australia, la Tetragonula carbonaria.

Lo curioso de esta rara especie de abeja es que no tienen aguijón, no trabajan ‘para nadie’, no sigue ningún tipo de instrucción ni tampoco trabaja en grupo, no obstante, su labor individual es capaz de crear paneles con las formas más artisticas y complejas de imitar en todo el mundo natural.

El extraño pero increíble trabajo de estas abejas llamó la atención del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (IACT) quienes han realizado una serie de investigaciones sobre la ‘matemática’ en la construcción de sus complejos paneles, en conclusión los expertos afirmaron qué ‘cada abeja se acerca a la última celda construida y añade la suya por su cuenta y riesgo’. Lo sorprendente es que el resultado está lejos de la imperfección y por el contrario crean paneles con formas maravillosas.

“Siempre se ha pensado que había algún hilo conductor, la abeja reina por ejemplo, que daba instrucciones a las obreras sobre cómo construir el panal. Se hablaba de una plantilla química, a partir de sus feromonas, que las obreras sabían interpretar y las llevaba a construir el panal de una forma concreta” Señaló Bruno Escribano quien hizo parte del grupo de expertos que llevaron acabo los estudios sobre la especie. “Cada animal decide dónde construye la siguiente celda a partir de lo que llamamos reglas locales”. Lo que significa que cada una ‘toma sus propias decisiones’ sin obedecer a nadie ni siguiendo ningún patrón.

“Hasta ahora se sabía que las abejas obreras construyen las colmenas añadiendo nuevas celdas en el extremo de cada capa del panal, pero no había una explicación convincente acerca de cómo estas abejas australianas llegan a formar esos patrones complejos. En el pasado se pensaba que sería necesaria algún tipo de coordinación y comunicación entre obreras, posiblemente mediante señales químicas”. Agregó el experto Bruno Escribano.

“Los patrones observados son, por tanto, un fenómeno emergente resultado del comportamiento local de las obreras”, explicó Bruno Escribano. “Estas abejas coordinan sus acciones a través de la modificación del entorno, no necesitan un plan maestro. Ni siquiera necesitan comunicarse”, señaló el experto. Al modificar localmente su entorno, la auto-organización emerge casi de la nada. “Las estructuras surgen como resultado de acciones sencillas acumuladas”

El estudio fue realizado por seis miembros del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (IACT) y recientemente publicado en la revista científica Journal of the Royal Society Interface. Si deseas obtener información más detallata de invitamos a que visites su sitio web.

Sin duda alguna, este tipo de investigaciones son capaces de demostrar lo perfecta y equilibrada que es la naturaleza, capaz de crear bello y complejo arte en el lugar menos esperado.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *