Animales

Abandonan a una gata por subir 10 kilos de peso durante la cuarentena

La gata llegó durante el confinamiento a un peso que pocos gatos llegan.

Si alguna persona se encuentra con la gran gata llamada Lasaña por la ciudad, sin duda quedará asombrado, y es normal ya que es muy difícil no percatarse de un gato que pesa casi 13 kilogramos.

La gran lasaña se ha ganado el amor de miles de personas que se han enterado de su lamentable pero curiosa historia por medio de las redes sociales. La historia de Lasaña se hizo viral desde que la protectora de animales llamada ACCT Philly publicara que se encontraban en la búsqueda de una nueva familia para la gata que anteriormente fue echada a su suerte por sus antiguos dueños debido al peso que había acumulado en la cuarentena, un poco menos de 10 kilogramos.

Los miembros de la protectora señalaron en la publicación que la familia que acogiera a Lasaña tenía que comprometerse a ayudarla a perder peso para “convertirle en un gato sano y feliz“. La publicación obtuvo miles de me gusta y tres mil comentarios.

Sus pasados dueños abandonaron a la gran Lasaña en el refigio porque esta “ya no era capaz de asearse y casi no podía caminar”.

“La gente tiende a considerar ‘adorables’ a los gatos con kilos demás. Lo son, pero tener sobrepeso les puede crear un montón de problemas médicos” Señaló la encargada de la protectora Sarah Barnett. “Lasaña es muy dulce, pero necesita encontrar un hogar y a alguien que le ayude a perder ese peso”.

Afortunadamente la historia se volvió tan viral que en menos de 24 horas Lasaña pudo encontrar a una nueva familia.

“Se ha ido con una familia perfecta que se dedicará a ayudarle a recuperar un peso saludable”, publicó la protectora en sus redes sociales, “Gracias a todos los que compartisteis el mensaje, estamos muy felices de saber que recibirá el cuidado que necesita”.

Desde la protectora esperan que la historia de la gata motive a otros hogares a recibir animales con necesidades especiales. “Cuando hay un montón de gente interesada en un animal, te sientes un poco mal por el resto”, señaló Barnett, “Esperamos que todos aquellos que querían adoptar a Lasaña, o al menos un tercio de ellos, vengan a adoptar a otro o, simplemente, que sepan que estamos aquí cuando estén listos para hacerlo”.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *