Animales

Mujer le da el último paseo a su perrita moribunda para que sea feliz antes de partir

La familia realizó un noble gesto para con su compañera que la acompañó por muchos años.

La tierna Libra llegó al hogar de la familia Kramer hace más de quince años, cuando era una pequeña y muy tierna cachorrita. La cariñosa perrita permaneció en su hogar por muchos años, desarrollando una conexión sentimental con la pequeña April, hija del Sr. y Sra Kramer. Durante todos esos años Libra se convirtió en algo más valioso que una simple mascota, ella se volvió parte fundamental del núcleo familiar.

Durante esos 15 años juntas, la pequeña April y Libra crearon un vínculo inquebrantable, forjando una amistad bastante admirable. Lamentablemente hace poco les tocó vivir un suceso que afligió a toda la familia Kramer.

La edad adulta llegó para Libra y con ella una serie de complicaciones en su salud.

Estas complicaciones impulsaron a la familia a llevar a su amada perrita al veterinario, por lo que se enteraron de que Libra tenía serías dificultades en sus pulmones, lo que estaba ocasionando un rápido deterioramiento de su inestable salud.

A pesar de que la familia intentó llevarla en varias ocasiones para realizarle diferentes tratamientos que mejoraran su estado de salud, todos los intentos fallaron, lamentablemente el tiempo de su amada Libra había llegado a su fin.

Además de que sus complicaciones eran bastante serias, la fiel perrita padecía grandes problemas por su deteriorado estado de salud. Por lo que la familia Kramer decidió dejarla ir para que no experimentara tantos malos momentos durante su vejez.

La decisión no fue nada fácil, ya que entre la familia y Libra había una conexión inquebrantable y bastante admirable. Pero después de un tiempo pensándolo, entendieron que era lo mejor.

Así que antes de su partida querían ‘ver sonreír’ a su amada perrita, por lo que la llevaron a realizar una actividad que era de sus favoritas. Un refrescante paseo en coche.

Así fue como vivió sus últimos momentos antes de su inminente partida de este mundo. April decidió bajar la ventana del coche para que la inocente perrita se refrescara con el aire puro durante 30 minutos mientras conducían de camino a la veterinaria para realizar el procedimiento.

La historia fue publicada por el diario LittleThings el cual destacó que Libra partió de este mundo disfrutando una vista maravillosa.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *