Animales

Le prometió a su perrito que lo sonstendría en sus manos hasta sus últimos momentos

Robbie es un niño Estadounidense el cual pasó los primeros años de su vida internado en un orfanato, dónde no recibía el cariño y atención necesaria para ser feliz.

Afortunadamente luego de un par de años Robbie fue acogido por una familia bastante cariñosa, en la cual encontró a un fiel compañero llamado Buffy, a pesar de su avanzada edad, luego de dos años estos se volvieron inseparables.

Después de un tiempo, Buffy comenzó a sentirse mal, por lo que sus padres decidieron llevarlo de urgencias al veterinario más cercano.

En una publicación en Facebook explicaron lo sucedido: “Buffy estaba programada para que le limpiaran y le quitaran los dientes hoy, pero la Dra. Mac tenía la sensación de que necesitaba ver un poco de trabajo de laboratorio antes de ponerla bajo anestesia. Ella tenía razón; Buffy mostró signos de insuficiencia renal avanzada, por lo que la anestesia no era una opción“.

Los exámenes revelaron que los riñones de Buffy se encontraban bastante mal y que el fallo era totalmente irreparable.

“Como familia, decidimos que lo más amable y cariñoso sería dejarla ir…” “Antes de perdiera la voluntad de vivir y dejara de comer y beber.” Explicó la madre de Robbie por medio de una publicación en Facebook.

El fallo en los riñones del perrito le estaban ocasionando afectaciones severas, por lo que tuvieron que prepararse para despedirlo por última vez. Lo que no tenían en cuenta es que Robbie enfrentaría ese momento con valentía.

“No hubiera soñado con dejar a Robbie afuera de esta decisión o no permitirle ser parte de todo el proceso, así que inmediatamente fui y lo recogí de la escuela. En el camino me dijo que quería ser quien la abrazara cuando ella fuera al cielo”.

Robbie se ofreció a sostener a su pequeño compañero, su madre le dijo que no había necesidad, a lo que el le respondió: “Yo sé lo que es no ser amado o que nadie se preocupe de ti y no quiero que ningún animal mío tenga ese mismo destino. Es solo triste para nosotros cuando los perritos se van al cielo. Para ellos, es un día feliz. Gracias por estar orgullosa de mí”. 

Por lo que Buffy pasó sus último momentos en piernas de Robbie.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *