Ambiental

Niña de 14 años convierte desechos de cacahuate en macetas 100% biodegradables

Últimamente hemos visto sólidos impactos del cambio ambiental en el planeta, es por esto que mucha gente al rededor del mundo está comenzando reutilizar todo lo que pueda estar al alcance, para abstenerse de crear un número cada vez mayor de cosas que terminan siendo desperdiciadas y arrojadas a los lagos, arroyos o incluso a un lado de la carretera.

Teniendo en cuenta esto, una joven de la India, llamada Srija, de 14 años explícitamente de la ciudad de Telangana, optó por hacer jarrones/macetas biodegradables para plantas utilizando cáscaras de maní.

Su nombre es Srija A. Suele interesarse por los esfuerzos de plantación de árboles alrededor de su escuela y de diferentes lugares. De hecho, un día estaba escarbando en la tierra para plantar un árbol y se sorprendió al encontrar un saco de plástico bajo el suelo.

“Inmediatamente me di cuenta de que esto era de una de las anteriores campañas de plantación de árboles jóvenes en el colegio. No quería que esto continuara cada año, así que empecé a pensar en una solución sostenible para sembrar plantones“. Señaló Srija en una entrevista exclusiva con el medio local The Better India.

En la región de Gadwal, donde se encuentra la ciudad de Telangana, suelen tener grandes cosechas de cacahuetes, por lo que también había una gran cantidad de cáscaras que se desperdiciaban.

“Normalmente, las cáscaras se muelen hasta convertirlas en polvo, o se convierten en pulpa y se usan como abono. Con la ayuda de mi mentor y profesor de matemáticas, Augustien P, aprendí que las cáscaras son ricas en fósforo y calcio”, Afirmó Srija el medio local The Better India.

Como el cacahuete se desarrolla en la capa superior de la tierra, puede retener el agua y descomponerse gradualmente.

Fue entonces cuando decidió utilizar todo este desperdicio en materia prima para la creación de macetas 100% biodegradables que además favorezcen a las plantas con sus nutrientes. Aunque lamentablemente en sus primeros intentos no tuvo éxito.

“Mi primer intento no tuvo éxito porque la maceta era demasiado frágil”, señaló la joven Srija.

El profesor Augustien ayudó a Srija a transformar la maceta en una dura añadiendo algunos “aditamentos extra regulares”, sin revelar ningún detalle.

Fue entonces cuando decidió intentarlo de otra manera y sin duda alguna se convirtió en un gran logro, rastreó el enfoque más práctico para acabar con el plástico en la interacción de la plantación.

“Una vez que la maceta era lo suficientemente robusta, Srija añadió un poco de tierra y plantó en ella un retoño de neem. Lo enterramos bajo tierra en la escuela y lo vigilamos regularmente para determinar cuánto tardaría en desintegrarse“, aseguró su mentor Augustien, afirmando que tardó menos de 20 días en degradarse.

En este sentido, su idea fue aprobada adicionalmente por T-Works, Telangana, que ofreció un plan modelo para la fabricación de maquinaria que puede ayudar a Srija a aumentar el límite de creación y producción.

“He estado haciendo de cinco a seis plantadores cada día a mano y he plantado con éxito 80 arbolitos. Pero, con la maquinaria, puedo aumentar la capacidad de producción y hacer 10.000 plantones para julio“, Finalizó Srija.

Augustien señaló que para las futuras campañas de plantación de árboles que la escuela lleve a cabo, se abastecerán de plantadores de Srija.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *