Ambiental

Señora de 77 años lanza su propia marca de zapatos sostenibles hechos de cañamo

Maria Otília. A sus 77 años, creó una startup junto con su nieto que fabrica calzado actual producido con cañamo. Esta abuela portuguesa ayudó a su nieto a fundar la compañía 8000Kicks, una marca 100% vegana y sostenible que salió al mercado en el año 2019.

La startup nació cuando Bernardo Carreira, regresó de su viaje a Londres en 2018, donde se ocupaba de una pequeña compañía de comunicaciones. De vuelta a su antiguo barrio ubicado en una modesta comunidad en la zona de Santarém, Portugal, decidió emprender su propio negocio y su abuela acabó siendo la cómplice ideal.

Con más de 50 años de experiencia en el montaje de material utilizado en la industria textil, Maria Otília participó en el sorprendente plan de su nieto de fabricar zapatillas de tenis con cañamo. La parte “más alucinante” de la historia, según reveló Bernardo al medio de comunicación local NiT, es en realidad evidente, el componente principal del tejido está fabricado con una fibra industrial de procedencia natural, el cáñamo, que presenta numerosas ventajas desde el punto de vista ecológico.

Para producir estas plantas se utilizan cinco veces menos agua que la que se utiliza para el cultivo del algodón, y tampoco se utilizan químicos que perjudiquen los ecosistemas. Esta planta además es capaz de ingerir el CO2 del aire y refinar la tierra.

“La verdad es que es impermeable hasta tal punto que Henry Ford fabricó un vehículo de cañamo durante los años 50.” Señaló Bernardo al medio portugués NIT.

“Por ejemplo, una zapatilla de correr hecha de plástico tiene una huella de carbono de entre 16 y 20 kilos de CO2. Nuestro zapato tiene 4,1, lo que significa que es considerablemente menor. Al estar hecho de cannabis, desde el momento en que empezamos a fabricar el zapato, ya absorbemos una gran cantidad de CO2 de la atmósfera, lo que es bastante positivo para el medio ambiente. Luego está el tema de las algas y el hecho de que es súper cómodo y súper ligero”, señaló Bernardo durante una entrevista dada al medio local sapo.

El largo tiempo de mejora comenzó en agosto de 2018, y los principales modelos llegaron a la población general en mayo de 2019, Bernardo y su abuela comenzaron su pequeña compañía con la ayuda de un recaudamiento de fondos vía internet en el que lograron recoger un monto total de 214.000 euros.

Según su nieto, nada hubiera sido concebible sin la cercanía de su abuela y gran amiga Maria Otília. “Desde la fase de creación de prototipos hasta la creación y, en cualquier caso, ‘tirando de las orejas’ a los jefes de planta cuando no se esforzaban mucho” aseguró al medio portugués NIT.

Las zapatillas 8000Kicks también son las primeras en el mundo en tener plantillas fabricadas exclusivamente de cáñamo. Son suelas ligeras y excepcionalmente adaptables.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *