Ambiental

Jóvenes convierten cáscaras de papa en envoltorios biodegradables para papas fritas

Millones de envolturas de papel plastificado para papas fritas son arrojadas a la basura día tras día, no obstante, unos jóvenes se ingeniaron una solución práctica, biodegradable y altamente sostenible.

Los italianos Simone Caronni, Paolo Stefano Gentile y Pietro Gaeli han creado un envase natural para patatas fritas producido con cáscaras de patata, como alternativa factible al papel.

Llamado Peel Saver, el envoltorio está hecho de segmentos de almidón y fibra que, tras la maceración y el tintado natural, se unen entre sí y se solidifican.

Los creadores pensaron en la idea tras reconocer la cantidad de residuos de cáscaras de patata que generan las empresas de patatas fritas. Necesitaban utilizar eficazmente este material de desecho y reconocieron divertidamente que muy bien puede ser utilizado para contener la comida que se produce.

Los envases tradicionales de la comida callejera tienen un tiempo de uso muy corto, por lo que inmediatamente se vuelven difíciles de reciclar. Peel Saver es un remedio sostenible cuyo objetivo es sustituir los envases de papel plastificados”, señala uno de los jóvenes.

En primer lugar, los jóvenes emprendedores maceran y secan las cáscaras de patata, antes de extenderlas en un molde con forma redonda. En ese momento, enrollan la sustancia resultante en una forma cónica, muy parecida a la de un cono de helado.

“Las patatas fritas se sirven así dentro de la misma cáscara que originalmente contenía y protegía la patata, volviendo al estado natural en el que se encontraba”.

Como el envoltorio se produce utilizando el 100% de las cáscaras de patata, es además completamente biodegradable, volviendo al ciclo natural al convertirse en abono para las plantas.

“Peel Saver muestra un punto de vista diferente, una vuelta a la simplicidad y a lo que la naturaleza ya diseñó para nosotros”, dicen los diseñadores.

“Estamos satisfechos con el proceso sobre todo desde el punto de vista de la simplicidad del concepto y la sostenibilidad”, señalaron. “Hoy en día es ya una necesidad que los productos y los envases sean sostenibles y reciclables, este proyecto es una prueba de lo mucho que aún se puede hacer en este sentido”.

En este momento, los planificadores no disponen de los recursos suficientes para ayudar a la creación masiva del envase, pero desean seguir adelante con la idea y posiblemente encontrar una organización que pueda ayudarles a hacer realidad su sueño.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *