Jovenes crean un aire acondicionado sostenible, económico y que no contamina

Conos de arcilla utilizados para crear un sistema de aire acondicionado, es la idea ecológica utilizada por la firma de arquitectura Ant Studio que está dando mucho de qué hablar en la India. Sin gastar energía, y con un diseño para la vida sostenible, este nuevo método pretende climatizar cualquier espacio.

Al principio, este aparato se concibió para hacer que se disipara el calor que salía del generador de una fábrica en Nueva Delhi. Dentro de la fábrica en cuestión, se producían elevadas temperaturas que tenían incidencia en el rendimiento de los trabajadores. A su vez, esto hacía que aumentara la carga en el aire acondicionado.

El equipo de Ant Studio, pensó en emular un antiguo método egipcio de enfriamiento evaporativo, para contrarrestar las altas temperaturas, que fuera efectiva y barata.

¿Cómo es el funcionamiento del aire acondicionado ecológico?

Se utilizan cientos de conos de arcilla por donde circula agua vertida. Esto, con la finalidad de que los conos absorban el líquido mientras fluye por los lados. Al ocurrir la evaporación se reducen las temperaturas.

Este sistema solo puede funcionar cuando los mecanismos de ventilación y aire caliente están presentes. El aire caliente al pasar por los conos, cambia a una temperatura fría. Da un impacto visual similar al de una cascada moderna, es realmente una obra de arte. Es el aire acondicionado más natural y barato que existe.

La inspiración parte de una colmena, pero con conos de cerámica. La forma y tamaño de los mismos, tiene un análisis previo por parte de profesionales. El hecho de que el área de enfriamiento sea de un tamaño regular, permite que el aire no vuelva a entrar en el generador.

Resultados positivos de este sistema

Se tomó registro de que el aire caliente que pasó por el sistema, tenía una temperatura por encima de los 50 grados centígrados. El agua que circula por los cilindros es llevada a una temperatura ambiente, la cual es provista por una bomba. Las pruebas tuvieron como resultado que después de lograr el efecto de enfriamiento, la temperatura cayó a 36 grados centígrados. “Quería encontrar una solución que fuera ecológica y artística y que, al mismo tiempo, actualizara los sistemas tradicionales“ Señaló el encargado del proyecto. Esta prueba abre muchas posibilidades para integrar estas técnicas con formas que podrían redefinir la manera en la que entendemos los sistemas de refrigeración” Finalizó.

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mas Noticias