Señor reproduce y planta los árboles más grandes del mundo para evitar su extinción

Replantar la tierra con la genética de los bosques antiguos, es la misión de David Milchard. Aunque no quedan muchos en el mundo, este visionario que tiene más de 40 años de experiencia en propagación y reforestación, piensa que sí es posible. Para esto, creó una fundación llamada Archangel Ancient Tree Archive para alcanzar este propósito ecológico.

Desde 1994 David, en compañía de sus hijos ha creado clones de árboles de Redwood. Los viveristas expertos escogen tocones de este milenario árbol y lo crían durante 2,5 años bajo su dominio y cuidados. Luego los plantan en el refugio forestal Presidio, en las inmediaciones de San Francisco.

David Milarch se considera un admirador del Secuoya Costera. Este es sin duda, el árbol más alto del planeta. Con más de 97 metros de altura y 8 metros de ancho, estos seres vivos pueden existir por milenios. Algunos ejemplares que hoy existen, vivieron en la época del Imperio Romano.

En el siglo XIX, estas secuoyas se extendían por un rango de aproximadamente 2 millones de acres, en todo lo que es la costa de California. Actualmente la situación es distinta, debido a la pasada fiebre del oro y búsqueda de minerales que dio paso a una tala desmedida, lo que ha dejado en la actualidad, solamente el cinco por ciento del bosque de secuoyas con vida.

De forma lamentable, el calentamiento global juega un papel para la vegetación y cuando se trata de las secuoyas es muy negativo. Cuando las temperaturas cambian, los animales emigran a otras latitudes, pero los árboles no pueden hacer lo mismo. Es allí donde David Milchard y su fundación se enfocan.

Replantando a los gigantes milenarios

Llevar a estos secuoyas a lugares donde las posibilidades de longevidad se incrementan, no solo garantiza un poco más su existencia en el planeta, sino que ha ido aumentando su número. Es una sola acción con doble propósito: salvar a los arboles, mientras se cuida y protege a la tierra.

Y es que estos gigantescos ejemplares pueden almacenar mayor cantidad de carbono y participar en la producción de oxígeno natural. “Milarch participa en un esfuerzo global para utilizar uno de los logros más impresionantes de la naturaleza para volver a trazar un rumbo positivo para la humanidad”, según Moving the Giants.

El objetivo que se persigue en Archangel Ancient Tree Archive es recolectar, propagar y replantar la genética de estas secuoyas. La reforestación en ambientes que permitan la proliferación del mismo, también logra la diversidad del bosque escogido. Lo que una vez comenzó en Michigan, se extiende por todo el mundo.

Aumentar la biodiversidad siempre será un objetivo noble y necesario. El planeta requiere capturar la mayor cantidad de carbono y en este particular, no existe una mejor manera que dejar que las plantas, entre ellas las secuoyas milenarias, realicen su labor natural. De esta forma, se pueden conseguir espacios resilientes al cambio climático y fuentes de oxígeno necesarias.

Comentarios

  1. Muy interesante labor científica la del senor Milchard, en procura de mantener y proteger el medio ambiente a traves de los árboles gigantes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mas Noticias