Sanea y recicla jabones desechados en hoteles para darlos a miles de familias necesitadas

La iniciativa puede evitar las emanaciones de dióxido de carbono de forma considerable.

Como firme defensora del “milagro del jabón”, Dorothée Schiesser cree que el jabón es uno de los medios más eficaces para enfrenntar la propagación de afectaciones a la salud. Por eso empezó a recoger jabón de los hoteles de lujo para reciclarlos y mejorar las condiciones sanitarias de los niños y las familias necesitadas. Hasta ahora ha distribuido 150.000 jabones reciclados.

Una realidad es que la correcta higiene de las manos ha evitado que más personas sean afectadas por la acumulación de organismos bacterianos. Las cifras han logrado reducirse gracias a la campaña de reciclaje de los pequeños jabones descartados en los grandes hoteles. La escasez de agua y un incorrecto lavado de manos, han tenido como resultado el deceso de cientos de niños a causa afectaciones en su organismo, según la UNICEF.

SapoCicle fue creada por Dorothée Schiesser y entró en funciones desde el año 2014. A partir de esa fecha se ha visto obliggada moralmente a tomar medidas en cuanto a la contaminación como resultado de las grandes cantidades de artículos de higiene personal que otorgan los hoteles a sus inquilinos. Y se han hecho eco en otras naciones que persiguen el mismo objetivo, como Suiza y Francia.

Gracias a este noble emprendimiento, ya son más de 230 hoteles que se han unido en la recolección de sus jabones. Con esta finalidad, se valen de utensilios de cocina fáciles de obtener, como rallos y otros de segunda mano, para la fabricación de máquinas recicladoras de jabón. SapoCicle, en colaboración con muchas otras ONG, han distribuido unos 150.000 jabones entre países en vías de desarrollo y comunidades necesitadas.

En 10 años esperan poder seguir replicando su iniciativa en varios países para que más personas puedan beneficiarse de ella.

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mas Noticias