Pareja convierte desierto en un bosque de vida al plantar más de 2 millones de árboles

El renombrado fotógrafo Brasileño Sebastián Salgado esta a cargo de la iniciativa ecológica.

Era imposible quedarse con los brazos cruzados ante la afectación ambiental que se podía observar alrededor de la propiedad que había comprado el fotógrafo Sebastián Salgado. El famoso fotógrafo junto con su esposa Lélia Deluiz Wanick Salgado, tenían que hacer algo.

Esto ocurrió en la década de los noventa cuando en el estado Brasileño de Minas Gerais se percibía el impacto de la degradación causada por el hombre. Desde la fecha de inicio del proyecto de reforestación hasta la actualidad, los resultados han sido más que reconfortantes gracias a la dedicación de esta pareja de ecologistas.

El proyecto ha plantado más de 290 especies diferentes y la nueva circunstancia ha hecho que regresen aves, mamíferos, anfibios, insectos y hasta réptiles que en otra oportunidad tuvieron que emigrar a fin de encontrar mejores lugares de vida. Se dice fácil, pero cada animal que vuelve o cada planta que crece es una victoria moral incuestionable.

En el año de 1994 Sebastián Salgado se encontraba regresando de Ruanda. En ese país vio por sus propios ojos lo que el afectamiento ocurrido en esa nación africana había ocasionado. Queriendo olvidar un poco los relatos de esos acontecimientos, quiso enfocarse en una iniciativa ecológica para calmar un poco su espíritu.

“La tierra estaba tan afectada como yo, todo estaba destruido. “Solamente el 0.5% de la tierra conservaba árboles,” comentaba el fotógrafo lamentándose de la condición en que estaba la selva.

Lelis la esposa de salgado le propuso reforestar la zona y con el mismo ímpetu decidieron formar el Instituto Terra. Hoy en día no están solos en esta carrera ecológica y han podido según sus cálculos sembrar más de dos millones de árboles, lo que ha transformado radicalmente el entorno.

Puede que tengamos la solución. Solamente tenemos una manera que transforma el CO₂ en oxígeno, y son los árboles. Necesitamos seguir reforestando. Necesitamos bosques con árboles nativos, necesitamos semillas de las mismas regiones de donde se hacen las reforestaciones porque de lo contrario, las serpientes y las termitas no volverán.  De lo contrario, los animales no acudirán y el bosque quedará silencioso.”afirma el fotógrafo.

“Necesitamos escuchar a la gente que vive en el campo. La naturaleza es la tierra y es otra entidad; si no tenemos algún tipo de reencuentro espiritual con nuestro planeta, mucho me temo que estaremos perdidos,” puntualizó Salgado.

El instituto Terra comprometido con la recuperación del espacio desde 1999 y con el apoyo de importantes organizaciones empezaron a plantar las semillas de los árboles. La reforestación ha dado su fruto, tanto así que hoy en día existen más de 290 especies de árboles diferentes en todo el bosque subtropical en la Granja Bulcão en Aimorés, Minas Gerais, Brasil. 

Los reconocidos ambientalistas crearon el Centro de Educación Ambiental y Restauración (CERA) con la finalidad de crear conciencia ambiental. Esta idea se realizó con la finalidad de cubrir un boquete que se presenta en esta temática y es que muchas veces ocurren problemas ambientales por desconocimiento y no por maldad.

CERA tiene como misión contribuir al proceso de restauración ambiental y el desarrollo sostenible de los bosques Atlántico. Y a través de este organismo se comparten nuevas tecnologías, arrojando nueva luz sobre los proyectos en desarrollo. El objetivo final es atraer a nuevos participantes en la loable tarea de lograr el desarrollo sostenible.

Desde la fecha se han desarrollado más de 700 proyectos de educación que contemplan la ecología y la manera de llevar una vida sostenible. Se han involucrado más de 65.000 personas incluyendo organizaciones sin fines de lucro y algunas corporaciones.

Un detalle resaltante y es el que más impresiona es que el espacio recuperado ha servido de nuevo hogar para muchas especies que se encuentran en peligro de extinción. Estos son los datos que no son absolutos por la constante variación de actividad en la zona. 172 especies de aves, 33 especies de mamíferos, 15 especies de anfibios, 15 de reptiles y 293 especies de plantas.

Desde el comienzo del proceso de regeneración del espacio, se ha podido detener la erosión del suelo y la reforestación sistemática y sin pausa ha logrado que resurjan los recursos hidrológicos de la región. Han nacido 8 manantiales naturales que fluyen con una velocidad aproximada de 20 litros por segundo. La fauna está regresando y están reproduciéndose a placer. Aún queda mucho por hacer, pero el Instituto Terra no se detiene. 

Salgado ahora ha podido apreciar los resultados de enfocar las energías, no solo en mostrar la realidad en una fotografía, sino que se puede revertir los efectos negativos del impacto del hombre con ganas dedicación y sobre todo el apoyo de la persona que te ama.

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mas Noticias