Animales

Ante la falta de turistas: liberan a más de 70 elefantes que eran forzados a trabajar

A pesar de dejar una mancha imborrable en toda la humanidad, esta pandemia ha dejado también en libertad a un grupo de 78 elefantes en Tailandia.

El covid19 ha dejado diversas prácticas de afectamiento animal sin público, este es el caso de los polémicos viajes en elefantes, los cuales atraen a miles de turistas al país asiático, pero debido a la cuarentena han sido recientemente liberados y devueltos a su habitad natural.

Es una gran noticia a pesar de la incertidumbre que deja el virus en el mundo, los elefantes afectados por las pesadas sillas agradecen que ya no exista la gran afluencia de turistas que mantenían esta cadena de afectación hacia ellos.

Diferentes medios locales registraron el hecho cerca de la ciudad de Chiang Mai la cual se encuentra ubicada al norte de Tailandia. La reciente emergencia por el virus del COVID19 ha obligado a declarar el estado de emergencia lo cual permitió la libertad de estos grandes animales que ya no tienen quien los monte.

“Desde que ingresamos al negocio en 1976 montar en elefantes siempre ha sido la actividad favorita de los turistas. Pero debido a que el coronavirus se ha extendido, hubo cada vez menos y finalmente el gobierno nos ordenó cerrar, así que retiramos las sillas para liberar a los elefantes”, explicó Anchalee Kalampichit, la directora del campamento de elefantes Maesa.

La decisión fue tomada luego de que no se lograra estimar el tiempo que duraría la emergencia, esto obligó a sus dueños a terminar con la aflicción de más de 44 años, dejando a un lado la pesada silla de madera que era atada al lomo de estos animales.

La crítica situación que viven los diferentes operadores turísticos en la zona ha permitido ver nuevas formas de continuar con el turismo en el que no se afecta a ningún ser vivo, proponiendo que los animales anden libremente por los jardines y que la atracción sea observarlos y no montarlos.

“No planeamos volver a colocar los soportes de los asientos en los elefantes. Queremos cambiar el estilo del lugar y encontrar formas más naturales para que el público pueda disfrutar de ellos. No los usaremos más para entretener turistas”, dijo la directora del lugar.

“Recibiremos a los turistas que quieran aprender sobre estos mamíferos y la forma en la que viven en la naturaleza”, agregó.

Luego de una larga lucha de diferentes organizaciones defensoras de derechos animales, Kalampichit dijo que la pandemia del coronavirus “solo aceleró” una decisión que estaba casi tomada. 

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *