Animales

Prohíben el consumo de carne de perro en una de las ciudades más grandes de China

Esta ciudad China se ha convertido en un gran ejemplo para todo el país asiático, el cual tiene como costumbre el consumo de estos animales.

Shenzhen es pionera en implementar esta norma que prohíbe la producción y consumo de carne de perro y gato, esta ciudad tiene unos 13 millones de habitantes que tendrán que acatar la ley desde el próximo primero de mayo.

Las autoridades judiciales afirman que el fallo es un “requisito de civilización universal para una sociedad moderna”. Un portavoz del gobierno de Shenzhen dijo: “Los perros y gatos como mascotas han establecido una relación mucho más estrecha con los humanos que todos los demás animales, y prohibir el consumo de perros y gatos y otras mascotas es una práctica común en los países desarrollados y en Hong Kong y Taiwán“.

“Esta prohibición también responde a la demanda y el espíritu de la civilización humana”.

Durante años varias organizaciones animalistas han pedido a las autoridades gubernamentales la implementación de este tipo de normas que protejan la vida de animales domésticos.

El gigante asiático recientemente estableció la prohibición temporal de la comercialización y consumo de animales salvajes, esto a razón del nuevo brote del COVID-19.

La nueva norma que regirá a Shenzhen deja a los perros y gatos fuera del menú pero aún no a cerdos, vacas, ovejas, burros, conejos, gallinas, patos, gansos y palomas, que podrán seguir siendo consumidas por sus habitantes.

El Dr. Peter Li, especialista en políticas de Humane Society International en China, acogió con beneplácito la noticia y agregó: “Con la decisión histórica de Shenzhen de convertirse en la primera ciudad de China continental en prohibir el consumo de carne de perro y gato, este podría ser un momento decisivo en los esfuerzos para poner fin a este comercio el cual acaba con la vida de unos 10 millones de perros y 4 millones de gatos en China cada año.

“La mayoría de estos animales de compañía son sacados de los patios traseros de las personas o arrebatados de las calles, y son llevados a la parte trasera de camiones para ser entregados a restaurantes en toda China”.

EFE/Wu Hong

“Shenzhen es la quinta ciudad más grande de China, por lo que, aunque el comercio de carne de perro es bastante pequeño en comparación con el resto de la provincia, su verdadera importancia es que podría inspirar un efecto dominó con otras ciudades que lo imitan.

“La mayoría de la gente en China no come carne de perro o gato, y existe una considerable oposición al comercio, particularmente entre los chinos más jóvenes.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *