Joven desarrolla un sistema que produce energía limpia con las olas del mar

El sistema se conoce como Eco Wave Power.

Ucrania fue la tierra que vio nacer a Inna Braverman, lamentablemente su nacimiento fue rodeado de un suceso que dejó marcas a lo largo de su vida. Cuando era tan solo una bebé, aconteció el afectamiento de la planta nuclear en Chernóbil, Inna al inhalar el aire procedente de la planta nuclear, dejó de respirar por unos momentos.

Este suceso causó un afectamiento físico irreparable en Inna y ya de adulta esto ha sido su principal motivación para idear una manera menos contaminante de obtener energía. Ella expresó convencida: “Tengo una segunda oportunidad. Crecí sabiendo que debía hacer algo diferente, algo grande con mi vida. Si Chernóbil se trataba de producir energía de una manera insegura, me preguntaba si habría una forma más limpia de producirla”

Alrededor del mundo, existen diversas compañías cuya fuente de energía se decantan por la hidroeléctrica, la eólica, la que se obtiene a través de paneles solares e Inna centró su atención en las mismas. Al mismo tiempo, esto le permitió darse cuenta de que absolutamente nadie estaba usando las olas del mar para la obtención de electricidad.

Según previas experiencias, los equipos empleados en la transformación de energía tuvieron afectaciones irreparables cuando estos eran afrontados continuamente por olas muy grandes. Lo anterior, significó un reto en la implementación de los flotadores, sin dejar de mencionar los elevados costos de instalación de dichos equipos en el océano.

Inna concluyó que la mejor manera de instalar los flotadores, era que estos estuvieran resguardados en grandes muelles y rommpeolas, que al mismo tiempo le permitieran el uso tanto de los generadores como de ordenadores en un área seca y protegida de posibles afectamientos.

El sistema que se conoce como Wave Power es distinto al de las hidroeléctricas, ya que los flotadores se adaptan al movimiento ascendente y descendente que provocan las olas. Dependiendo del tamaño de las mismas, se origina presión en los pistones hidráulicos que provocan el empuje del líquido, el cual es transportado por medio de un tubo y lo guarda en un ‘acumulador’, luego, el motor hidráulico girará para obtener energía eléctrica. 

Un detalle positivo con respecto al sistema Eco Wave Power, es que este no requiere de olas con dimensiones muy altas para su buen desempeño. Si su tamaño es menor a los 50 cm, ya se puede poner en funcionamiento.

El porcentaje de energía eléctrica obtenida con estos flotadores y las olas duplica el que se obtiene de otras fuentes sustentables, ya que al contrario que la energía solar, este puede funcionar las 24 horas del día. Y eventualmente se trata de un sistema que se irá implementando en muchos países del globo terráqueo, en especial, aquellos con el mínimo índice requerido en la altitud de las olas.

Numerosos reconocimientos por la loable labor de Inna, no se han hecho esperar. Un ejemplo de esto es que se le ha acreditado la etiqueta de ‘Solución Eficiente’ por parte de la fundación Solar Impulse, además el premio Acción Climática Global por parte de la ONU.

Este es uno de los desarrollos que esperamos sean implementados en gran parte del mundo para que nos permita obtener energías limpias en lugar de las contaminantes que tanta afectación generan en nuestro planeta.

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mas Noticias