Jóvenes convierten contenedores de envío desechados en piscinas económicas de calidad

Las ideas del reciclaje no tienen límites.

El futuro presenta al reciclaje como una opción premiada, ya que los desechos industriales son muchos y abarcan un espacio que puede ser destinado para un beneficio colectivo. Eso es lo que precisamente se está logrando, con la utilización de contenedores como piscinas caseras.

Los promotores del modo de vida sostenible ven en los contenedores de envío una alternativa en las construcciones de casas, piscinas y demás estructuras aprovechables. Además, resultan muy económicos porque su vida útil en embarcaciones expira muy pronto.

Modpools es la empresa que está enfocada en este proyecto. En los Estados Unidos y Canadá se puede observar piscinas que tienen como diseño un contenedor que en el pasado viajaban en su interior artículos electrónicos o similares.

El fundador de Modpools, Paul Rathnam, ha observado como los contenedores traídos de Asia no tenían retorno. Se les veía oxidándose y sin utilidad aparente. Por lo que cualquier iniciativa que pudiera generar algún dividendo o beneficio colectivo era necesario pensarla con detenimiento. Fue así como nacieron estas singulares piscinas.

Utilizando estos contenedores se han podido presentar piscinas con sistemas de filtración, calentador, y luces LED que cambian de color.

Como se puede entender, estas adecuaciones tendrán que evaluarse con el cliente de exigencias tecnológicas o de diseño. También existe la opción de prepararlas como bañera de hidromasaje. Por lo que algunas vienen con paredes divisorias que le permiten tener una aplicación dual. Esta idea ya se está emulando en otras latitudes, por lo que no será extraño observar con más frecuencia este tipo de piscinas recicladas.

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mas Noticias