¿Qué pasaría en dos décadas si cada habitante de la tierra plantara un árbol por año?

Las áreas verdes han perdido espacio en las últimas décadas.

En el mundo existen un poco más de 8 mil millones de personas y todo parece indicar que esa cantidad incrementará. Sin embargo, la vegetación del planeta ha perdido espacios por la industrialización, el avance de las ciudades y la tala desmedida.

Pero si se tomara la decisión de que cada ser humano consiente sembrara un árbol, ¿cuál sería el resultado? Todo parece indicar que se revertiría ciertas tendencias que afectan día a día el planeta.

La idea de incrementar la existencia de los árboles la presenta la Universidad de California que después de hacer sus cálculos llegaron a conclusiones interesantes, entre ellas la de evitar la descompensación de los ecosistemas, que es en sí un declive ambiental.

La problemática climática global es una situación que no se puede obviar. Y los protagonistas son la presencia del dióxido de carbono y el metano en grandes cantidades. A pesar de que los árboles hacen todo su esfuerzo, no son suficientes para absorber tanta contaminación generada.

Es por eso que la universidad encargada de la propuesta ecológica en consonancia con la iniciativa de las Naciones Unidas de garantizar un 2040 habitable presenta la propuesta de que cada persona siembre un árbol por año y así alcanzar para la fecha acordada la cantidad de 160 mil millones de nuevos árboles.

La cantidad de dióxido de carbono que puede absorbe un árbol es de al rededor de 22 kilos dependiendo su especie, lo cual sirve para su propio beneficioso y para liberar aire purificado a la atmosfera. Lo que lleva a una conclusión lógica: mayor cantidad de árboles, mejor calidad del aire.

La presión de la industria es muy evidente, pero restaurar los ecosistemas que se han visto afectados, es necesario para cuidar lo que le queda a la humanidad de planeta.

Todo es una mezcla de factores que permiten pensar en un futuro mejor. Poder apreciar un fenómeno inverso de lo que se está viendo en el planeta, sin duda permite pensar que se puede respirar mejor.

Además la gestación de lluvias que se producen naturalmente por la presencia de árboles en una determinada zona, puede minorizar los efectos de la escasez de agua y mejorar el clima, ya que se apaciguarían las temperaturas al alza.

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mas Noticias