Gato con obesidad logra perder sus kilos de sobra gracias a su nueva familia

Su cambio de imagen no pasó desapercibido en las redes.

No se trata de un gato cualquiera, pues gracias a la historia de cómo Bronson conoció a sus compañeros y de su rescate del refugio de animales, se adueñó de los corazones de más de 260 mil seguidores en Instagram.

Cuando lo conocieron pesaba más de 14 Kg, es decir unas 33 libras. Conociendo que el peso promedio de un gato adulto está entre los 4 y 6 kilos, eso significa que Bronson estaba muy pasado de kilos, pero esa situación no iba a permanecer por mucho tiempo.

(Antes)

A primera vista se dieron cuenta de que este era un gato muy particular, pues además de su evidente peso, la cantidad de dedos en sus patitas excedía la normal, tenía una condición conocida como polidactilia. Sin embargo, esto no fue impedimento para que la familia se lo llevara a casa y este no siguiera viviendo en la Sociedad Protectora de Animales de la ciudad de Michigan, Estados Unidos.

(Antes)

Comienza su cambio de hábitos, pues el gran peso adquirido por Bronson, es probable que se debiera a que su anterior dueño, luego de perder la vida no pudo dejarlo bajo el cuidado de alguien más. Esto significó que el minino, se alimentaba de lo primero que consiguiera, pero su vida daría un giro una vez que se topó con Mike y Megan.

Lo primero que hicieron fue llevarlo con el veterinario, quien determinó la nueva di¡eta que haría que Bronson llegara al peso ideal. De lo contrario, la salud de Bronson a corto plazo se vería comprometida.

El cambio de hábito, no solo se limitó a lo que comería, también debería ejercitarse y dejar de ser sedentario. Con este fin, Mike y Megan le colocaron tareas que lo ayudarían a lograr su objetivo, por ejemplo, mover su envase para comer de un lado a otro de la habitación, jugar, correr, entre otras cosas.

Además, esta situación sirvió de inspiración para crear una almohada que serviría para transportar gatos. No solo eso, mensualmente Bronson perdía un promedio de medio kilo, así que en unos cuantos meses, su peso no tardó en ser el requerido. Empezó a tener una vida “social” con los demás felinos de la zona y ahora es un tierno y feliz gato.

Así se ve ahora con algunas libras menos.

A pesar de que la historia data del año 2018, es una clara evidencia de la transformación que puede tener la vida de un animal si tan solo se le brinda un poco de amor y dedicación.

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Mas Noticias